Conversaciones Constantes

Las conversaciones con los niños pueden ser encantadoras, curiosas, estimulantes, confusas o complejas, ¡pero las mejores conversaciones son constantes! Las conversaciones son un intercambio de ideas o sentimientos. Las palabras, gestos, contacto visual, toma de turnos y acciones son parte de las conversaciones. Si el niño es de tres meses o tres años, una conversación con él puede provocar la comunicación y desarrollar cognición (destrezas del pensamiento).

Los niños con pérdida auditiva se benefician de la conversación constante. Las familias pueden conversar cuando se visten, comen, juegan y hacen las tareas del hogar. Las conversaciones pueden ser a corto o largo plazo. Pueden ser iniciadas por los niños o adultos. Cuando la atención se centra en sus experiencias, intereses, pensamientos o sentimientos, el niño va a estar más interesado. ¡Las actividades y las rutinas se convierten en experiencias de aprendizaje del lenguaje a través de conversaciones incesantes!

La comunicación con los bebés incluye mimos y proximidad que mejoran los vínculos. Cuando se sostiene a un bebé, puede que sonría y el adulto le devuelve la sonrisa. Si el bebé gorjea el adulto puede gorjear en respuesta. Realice juegos sociales cortos como “Cucú”. A los bebés les encanta divertirse tomando turnos y repitiendo acciones divertidas tales como esconderse y que lo encuentren. La toma de turnos es la base para todas las habilidades de conversación.

La comunicación con los niños pequeños incluye intercambios breves y descripción de las acciones. Cuando un niño pequeño apunta a un objeto o dice una palabra, el adulto responde con la descripción de lo que el niño quiere o siente. Utilice juegos con los dedos para las rimas y canciones. Los niños pequeños se divierten con las palabras y las acciones de sus favoritos como “Araña, Arañita”. Cuando un niño inicia, imita o se une en la canción esto es conversación.

La comunicación con los niños de edad preescolar puede incluir explicaciones y preguntas. Cuando un niño preescolar le cuenta a un adulto acerca de una experiencia, el adulto puede responder afirmando sus ideas y añadiendo a su información. Lean libros juntos y hablen acerca de las fotos o lo que podría suceder a continuación. Permítale al niño volver a contar las páginas o cuentos favoritos. Relacione los cuentos a sus experiencias ¡y conversen!

Inicios de conversaciones:

  • Responda a los movimientos del bebé, sus vocalizaciones y expresiones.
  • Hable acerca de lo que el bebé mira, coge, o hace a un lado.
  • Anime a su hijo pequeño a expresar lo que quiere en rutinas y juegos.
  • Hable acerca de los intereses del niño y profundice sobre lo que dice.
  • Incluya al niño preescolar en las discusiones sobre las experiencias familiares y sus planes.
  • Hable durante el juego con su preescolar. Haga una pausa para que pueda preguntar, responder o iniciar.

Un bebé utiliza acciones para conversar. Un niño pequeño empieza usando palabras y frases sencillas. Los niños de edad preescolar descubrirán muchas nuevas palabras. Todos estos intercambios pueden convertirse en conversaciones cuando los padres responden a la comunicación del niño. ¡A través de conversaciones agradables, naturales, y constantes un niño aprende lenguaje, a poner atención y las habilidades sociales para ampliar lo que sabe y dice!

Publicado en LENGUAJE, COMPRENSIÓN ORAL Y EL HABLA.