Estrategias exitosas para el inicio de los servicios escolares

Los padres de niños pequeños con pérdida auditiva tienen un papel muy importante en el inicio de los servicios escolares. Muchas familias desean estar activas en la educación de sus hijos, pero no están seguras de cómo comenzar. Los programas y los derechos de los niños y sus familias varían de un país a otro e incluso dentro del mismo país. Los padres pueden pedir una recomendación o iniciar el contacto con los educadores de la comunidad para comenzar a aprender acerca de las posibilidades escolares. Dondequiera que vivan, las familias pueden participar en la búsqueda y el diseño de la enseñanza. La abogacía efectiva consiste en determinar las necesidades de sus hijos, la exploración de los programas educativos y el inicio de los servicios. Entonces los padres pueden colaborar con los programas para cultivar el potencial de su hijo.

Las estrategias iniciales para los padres incluyen:
  1. Determinar las necesidades individuales del niño
  2. Identificar las preferencias de comunicación del niño y el dispositivo auditivo.
  3. Unirse a grupos para conocer a padres, compartir información y encontrar recursos.
  4. Guardar copias de las evaluaciones del niño y las recomendaciones recientes.
  5. Documentar los servicios recibidos y la eficacia de las técnicas que practicaron.

Desarrollar una relación continua con profesionales de aptitud positiva y proactivos.

Explorar los programas para la pérdida auditiva

  1. Buscar métodos educativos cerca donde vive la familia.
  2. Visitar programas para niños en situaciones especiales y típicas.
  3. Observar el tamaño de la clase, la relación entre los niños y la interacción del personal y los niños.
  4. Preguntar acerca de las tácticas de enseñanza, participación de los padres y los resultados de los estudiantes.
  5. Averiguar acerca de las credenciales de los proveedores, su experiencia y la formación pediátrica en el área de la pérdida auditiva.

Comenzar los servicios desde temprano

  1. Plantear el progreso pasado del niño, sus puntos fuertes actuales y metas futuras.
  2. Solicitar equipamiento y / o acomodación para la participación.
  3. Invitar a un familiar que le apoye yendo con ustedes a las reuniones de los padres.
  4. Tener un plan de seguimiento para hacer más preguntas y evaluar el progreso.
  5. Continuar aprendiendo sobre la pérdida auditiva y la comunicación del niño.

Cuando los padres aumentan su comprensión de los enfoques educativos, pueden participar con mayor confianza en la educación de sus hijos. En los EE.UU., la educación de los niños con pérdida auditiva, incluyendo la elegibilidad y planes escritos están protegidos por las leyes. Las perspectivas de los padres son parte del proceso de evaluación de un niño y de la toma de decisiones educativas. Materiales sobre el proceso de la educación especial de EE.UU. están disponibles en muchas fuentes, incluyendo los distritos escolares, oficinas para la discapacidad, organizaciones de padres y en el Internet. Aun cuando la información es específica para un determinado país, las estrategias, los datos y las sugerencias pueden ayudar a los padres que viven en otros lugares para desarrollar planes para su hijo.

A medida que los padres perciben qué ayuda a su hijo a progresar, pueden estudiar la manera de obtener apoyo específico necesario. En ocasiones es difícil para las familias obtener educación de calidad. Establecer una combinación sólida de servicios y de apoyo puede tomar mucho tiempo, esfuerzo y modificación constante. Los padres de todo el mundo han descubierto que la abogacía efectiva es efectiva y poderosa. Los resultados de la colaboración educativa pueden resultar en nuevas oportunidades para un niño en particular y tal vez para otros niños también. La participación de los padres al inicio de los servicios escolares puede hacer una gran diferencia en el aprendizaje del niño y construir una base para los logros futuros.

 

Publicado en EDUCACIÓN.