Introducción al Sistema de Micrófonos Remotos (RMS) para Cuidadores y Personal EducativoNew 

Un niño que utiliza audífonos y/o implantes dependen en esos dispositivos para tener acceso al habla. Aun puede ser difícil para un niño con pérdida auditiva escuchar en ruido, a distancia y con reverberación (ecos). El sistema de micrófonos remotos, también reconocidos como sistemas inalámbricos, son diseñados para mejorar la audición. Los sistemas se pueden utilizar en el hogar, en la primera infancia y en el entorno escolar. Audiologos ordenan y configuraran micrófonos remotos para un niño individual. ¡Cuando
familias, cuidadores y personal educativo saben más sobre micrófonos remotos, pueden lograr utilizar el micrófono más frecuente para animar el aprendizaje auditivo de un niño!

¿Donde utilizar los micrófonos?
• En actividades dirigido por adultos
• En las lecciones del maestro
• Tomando turnos en conversaciones
• En rutinas cotidianas, viajes en coche

Cuando apagar o poner en silencio el micrófono
• Cuando los adultos están platicando con otros
adultos
• Cuando el niño abandona la habitación
• Cuando muchos están hablando al mismo tiempo
• Cuando el estudiante dice que no está claro lo que
escucha

Habilidades que son promovidos
• Localizar un sonido
• Poner atención
• Responder al habla
• Escuchar y usar más palabras
• Interactuar en varios entornos
• Aprender a través de la audición

Un micrófono remoto funciona mejor cuando está posicionado al menos síes pulgadas de la boca del hablante.

 

Razones para obtener un micrófono
• Se hace más fácil escuchar
• El ruido de fondo es más suave
• Sonidos del habla son más fuerte
• El lenguaje hablado es más claro

Tipo de micrófono remoto
• FMs (modulación de frecuencia)
• DMs (modulación digital)
• Campos sonoros
• Sistemas de lazo inductivo

El procedimiento
• Audiologos configuraran las sistemas
• Los padres ayudan desarrollar un plan
• Su equipo le ofrece apoyo
• Reforzar que el niño utilice su micrófono

Los siguientes pasos
• Tener el micrófono en un fijo lugar
• Chequear diariamente que las baterías funcionen
• Que los adultos los utilicen constantemente
• Observar la reacción del niño

 

Publicado en PÉRDIDA AUDITIVA.