La tecnología y los niños

La mejor manera para que los niños pequeños con pérdida auditiva aprendan lenguaje es por medio de acciones interactivas con otros. Cuando ellos se mantienen involucrados e interesados, su lenguaje se fortalece. Los niños pequeños tienen curiosidad por los teléfonos celulares, computadoras, controles remotos, tabletas electrónicas, GPS, calculadoras y otras tecnologías móviles. Los padres pueden usar estos dispositivos personales para motivar el aprendizaje de lenguaje de su hijo. La clave consiste en agregar interacción personal y divertirse mientras que juntos usan el aparato. El niño puede usar un dispositivo móvil en diferentes actividades como por ejemplo, ayudar a completar la lista de compras, deletrear palabras en un mensaje escrito, o disfrutar un libro de cuentos animado. La tecnología puede ser otra herramienta para crear experiencias de lenguaje del niño.

Cuáles actividades electrónicas el niño y sus padres pueden hacer juntos?

  • Llamar/grabar – intercambiar mensajes personales cortos con personas que el niño conoce
  • Música – tocar canciones favoritas del niño para que cante y baile con diferente volumen
  • Libros infantiles – leer historias interactivas o que permitan pausas en la lectura
  • Fotografías/videos – documentar las experiencias del niño y repasarlas juntos
  • Listas – descargar imágenes con palabras para crear listas de compras o de tareas pendientes
  • Películas – escoger videos que relatan historias y mirarlos juntos
  • Juegos preescolares – escoger actividades que estimulen la imaginación y la creatividad
  • Materiales educativos – buscar páginas web que concuerden con la edad del niño y que sean divertidas

¿Qué estrategias pueden usar para agregar lenguaje en el uso de tecnología?

  • Hablar mientras hacen tareas electrónicas y describir las acciones y resultados del niño
  • Animar al niño para que describa y piense en lo que ve en la pantalla
  • Tomar turnos leyendo, pasando las páginas electrónicas, prediciendo, reaccionando y resumiendo
  • Hablar de los conceptos que aparecen en la pantalla y relacionarlos con acontecimientos diarios en la vida del niño
  • Enfatizar el orden de las ideas en la pantalla para crear el concepto de primero esto/después lo otro
  • Practicar la pre-lectura nombrando las fotos, deletreando, reconociendo nombres, etc.
  • Guiar al niño para que preste atención a lo que otros están diciendo y a que luego responda
  • Evitar tareas solitarias, opciones correctas/incorrectas y actividades que llevan cuentas

¡El lenguaje se aprende con otros! Hay muchas oportunidades cada día para involucrar a los niños en la tecnología y la conversación. Use la tecnología con los niños pequeños para motivar el aprendizaje activo, las interacciones y la comunicación.

 

 

Publicado en ACTIVIDADES CON LA FAMILIA.