¡Nos vamos de vacaciones!

Cualquier momento es un buen momento para disfrutar de un viaje y visitar familiares, explorar un lugar histórico, o conocer un país nuevo. No importa dónde usted vaya, su pequeño preescolar, quien es sordo o hipoacúsico querrá ser incluido en toda la diversión.

¿Qué puede hacer para prepararlo para las vacaciones?

Haga un pequeño libro con fotos de cómo van a viajar (avión, tren o carro), de lo que verán cuando lleguen al lugar, dónde se quedarán y otras ilustraciones o fotos que le ayudarán a su pequeño a entender el paseo.

 

¿Qué deben traer en su viaje?

Algo que haga que su hijo se sienta bien, un juguete, su colcha o almohada favorita, hará que su hijo se sienta relajado, especialmente en la fría temperatura del avión. Dependiendo de la edad de su hijo, no querrán olvidar su biberón o tal vez su chupón. Un paseo en avión, tren o carro puede ser emocionante, pero usualmente toma mucho más tiempo de lo que un preescolar puede estar interesado. Prepárense para esto, envolviendo dos o tres regalitos que su hijo pueda abrir durante el viaje. Los libros son un regalo perfecto para cualquier edad. Un cuaderno y nuevas crayolas también son muy buena idea.

¿Qué debe traer su hijo?

A los niños les encanta tener su propia mochila con sus juguetes especiales. Le pueden permitir a su pequeño que escoja ciertos libros, juguetes o rompecabezas favoritos para llevar en el paseo.

¿Qué puede hacer usted para que el tiempo pase rápidamente?

Si van a viajar en avión, puede hablar de lo que ven por la ventana. La aeromoza le preguntará que quiere tomar, así que prepare al niño hablando del jugo y motivándole para que él pida lo que quiere. Si viajan por carro, pueden cantar juntos o tomar turnos para cantar. Pueden jugar buscando animales, carros de cierto color, ríos, etc. ¡Envuelvan a su hijo en esta aventura, mientras que hablan, hablan, hablan!

¡No olviden llevar su cámara!

Las fotografías que tomen se convertirán en un excelente Libro de Experiencia que toda la familia disfrutará una vez que hayan regresado.

Viajar con niños pequeños puede ser estresado, pero si planean con anticipación, la experiencia puede ser divertida para todos. ¡Buen viaje!

 

 

Publicado en ACTIVIDADES CON LA FAMILIA.